30 octubre, 2009

ESTUDIOS DE POSTGRADO

Los programas de maestría y doctorado en Administración en las universidades de Lima Metropolitana
Nemesio Espinoza Herrera

Las sociedades del siglo XXI y del tercer milenio se han de liberar de los estragos del subdesarrollo y de la dependencia en la medida que producen, divulgan y aplican la ciencia, tecnología e innovación. La tríada ciencia-tecnología-innovación constituye hoy, por consiguiente, la catapulta del desarrollo sostenido y sostenible de las modernas sociedades del mundo y, especialmente, de los países de América Latina y del Caribe.

Sin embargo, la ciencia, la tecnología y la innovación no aparecen por ensalmo. Se produce a través de la Investigación Científica. Es así que el desarrollo de las sociedades de hoy –que significa la construcción de sociedades de base tecnológica- tiene por fundamento la Investigación Científica. Sin Investigación Científica, vale decir, sin el concurso de los científicos, no hay ni puede haber ciencia, tecnología e innovación; y, consecuentemente, no hay ni puede haber desarrollo económico y social de los países, entre ellos, el Perú.

El desarrollo económico y social sostenido del país ya no depende de sus ventajas comparativas -como el tener en abundancia recursos naturales-, sino de sus ventajas competitivas sobre la base de la ciencia, tecnología e innovación.

Las universidades, por otro lado, juegan un rol protagónico en lo que corresponde a las investigaciones científicas y, por consiguiente, a la producción de la ciencia, tecnología e innovación. Las universidades, por naturaleza, tienen por misión distintiva, fundamental y prioritaria la investigación científica, vale decir, la producción de la ciencia, tecnología e innovación y, sobre esa base, tiene la misión también de formar profesionales. Una universidad que no investiga y, por ende, no produce ciencia y tecnología no es universidad propiamente dicha.

Las universidades, entonces, constituyen entidades que por antonomasia son centros eminentemente productoras (y divulgadoras) de la ciencia, tecnología e innovación a través de la realización de las actividades de la investigación científica. Por tal razón las mejores universidades del mundo son –y será siempre- aquellas que realizan prioritariamente la actividad de la investigación científica y, por lo tanto, producen ciencia, tecnología. (Véase, por ejemplo, el documento titulado Ranking Universitario Mundial, elaborado por la Universidad de Shanghai – China. Editado por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. En presentación de Carlos García-Bedoya).

De las aseveraciones anteriores se infiere que el presente estudio se ubica en el marco de la gestión del conocimiento y del aprendizaje en el ámbito de la Administración conducente a promover la competitividad en la gestión de las organizaciones en general como consecuencia de adecuadas estrategias pedagógicas y de gestión de los programas de post grado que han de permitir la promoción de la investigación científica y cuyo producto final que son las Tesis, sean portadoras del aporte científico y tecnológico en Administración del graduando.

Algunos elementos para el análisis y discusión del tema

Las universidades tanto públicas y privadas asentadas en Lima Metropolitana que tienen programas de postgrado en Administración no cumplen a cabalidad sus roles esenciales en cuanto a la producción de la ciencia, tecnología e innovación en el ámbito de la Administración las que deben estar plasmadas en las Tesis, debido a la convergencia de un conjunto de tradicionales prácticas pedagógicas, de investigación, de diseño curricular, de gestión y carencia de investigadores.

Siendo la característica principal de la universidad peruana la de ser esencialmente profesionalizante, resulta explicable –hasta justificable- que los estudios de pregrado en Administración siendo eminentemente profesionalizantes no ponga énfasis en la investigación y, por ende, en la producción científica. Empero, lo inadmisible resulta que los programas de postgrado –programas de maestría y doctorado en Administración de naturaleza eminentemente de investigación científica y de producción de la ciencia y tecnología- sean, también, profesionalizantes.

“Las Escuelas de Postgrado están destinadas a la formación de docentes universitarios, especialistas (segunda especialidad) e invetigadores. Sus estudios conducen a los grados de Maestro y de Doctor”. “Para la maestría y el doctorado es indispensable la sustentación pública y la aprobación de un trabajo de investigación original y crítico”. (Art. 13 y Art. 24, respectivamente de la Ley Universitaria vigente desde 1984). “La Unidad de Postgrado es la unidad académica de la facultad encargada de planificar, organizar y dirigir los estudios de Segunda Especialización y de organizar y dirigir los estudios de Maestría y Doctorado en el ámbito de su competencia”. “Los estudios de Postgrado están orientados, por un lado, al perfeccionamiento profesional a través de la Segunda Especialización y, por otro, a la formación de docentes universitarios e investigadores a través de la Maestría y el Doctorado”. “Para obtener el grado de Mestro se requiere …sustentar y aprobar una Tesis original y crítica”. “ Para obtener el grado de Doctor se requiere … sustentar y aprobar una Tesis de investigación original y crítica de alto nivel”. (Art. 15, 306, 314 y 316 respectivamente del Estatuto de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos vigente desde 1984).

En ambas normas legales resultan claramente establecidas la naturaleza de los estudios de postgrado, por lo tanto de los estudios de postgrado en Administración (maestría y doctorado; no estudios de postgrado de Segunda Especialización) que tienen por propósito la formación de docentes universitarios y de investigadores, en los que se desarrollan las investigaciones científicas cuyo producto final es precisamente la Tesis en la que los graduandos plasman su producción científica en términos de nuevos conocimientos, tecnología e innovación.

Sin embargo, en la práctica la naturaleza de los estudios de postgrado en general y particularmente los estudios de postgrado en Administración, se ha distorsionado. Estos programas –que no son de Segunda Especialización sino de Maestría y Doctorado- están diseñados para “formar profesionales de alto nivel (sic)”, para “Preparar líderes empresariales”, para “entrenar líderes, gerentes y especialistas que buscan transformar las perspectivas profesionales”, para “fomentar que el estudiante desarrolle aptitudes y actitudes de gestión, liderazgo y emprendimiento”, etc. y no para lo que por naturaleza le corresponde: formación de investigadores y de docentes universitarios así como la investigación científica productora de la ciencia, tecnología e innovación como actividad prioritaria y fundamental; hechos que evidencian la “fuerte mercantilización de los postgrados que se desarrollan en función de demandas. Se comienza a ver los postgrados como fuente de recursos y no como espacio de investigación”. (La Educación Superior en América Latina: postgrado e investigación de Claudio Rama).

Aún cuando en sus documentos de convocatorias de estudios de postgrado en Administración se manifieste que la investigación es la actividad principal y que tienen por objetivos la formación de investigadores científicos y de docentes universitarios; sin embargo, en la praxis los estudios se orientan más hacia el “perfeccionamiento profesional” que a las investigaciones científicas.

De la revisión de los planes de estudios (estructuras curriculares) así como de la observación de sus modelos de gestión administrativa y de sus estrategias pedagógicas, evidencian que los estudios de postgrado son más programas de formación profesional que programas de investigación científica por cuanto, entre otras cosas, las labores de investigación científica –incluidas las lectivas en las que tampoco se da énfasis, por ejemplo, a la epistemología y al perfeccionamiento de investigadores- no son prioritarias sino marginales.

De la revisión de una muestra de Tesis presentadas en las universidades de la muestra para la obtención de grados académicos de magíster y doctor en Administración, se deduce que la mayoría de ellas carecen de la rigurosidad epistemológica, metodológica y científica que imposibilita contribuir a la generación, difusión y aplicación de la ciencia, tecnología e innovación en el ámbito de la Administración con las obvias consecuencias negativas para el país, la universidad y para el mismo graduando (Véase, por ejemplo, Investigación de Postgrado en Educación: entre la Monofonía o la Polifonía. Carlos Astete Barrenechea), otro hecho que corrobora que los estudios de postgrado en Administración son programas enteramente profesionalizantes en contraposición de su verdadera naturaleza como programas eminentemente de investigación científica y por consiguiente productoras de ciencia y tecnología. En otras palabras, las Tesis de post grado no son necesariamente –como debiera ser- expresiones de la producción de ciencia y tecnología, en este caso, en el ámbito de la Administración.

No obstante a la excesiva cantidad de programas de estudios de postgrado en general existentes en el Perú (“El Perú tiene más de 500 programas de estudios postgrado”. “San Marcos, la más antigua de las universidades del Perú cuenta con 61 maestrías y 15 doctorados”. La universidad privada Cayetano Heredia es la universidad con mayor número de programas de estudios de postgrado. (Fuentes: Semanario San Marcos al Día, febrero 2005 y Asamblea Nacional de Rectores) y teniendo en cuenta que estos programas son los principales actores de la producción de la ciencia, tecnología e innovación, ellos no están, empero, comprometidos activamente en la producción de la ciencia y tecnología en términos de las demandas que la modernidad exige, hechos que son aún más patéticos en el caso de los estudios de postgrado en Administración.
La escasa –o casi nula- producción científica en Administración provenientes de los programas de postgrado (maestría y doctorado) en Administración, no se atribuye, sin embargo, al problema del financiamiento o a la carencia de recursos que acaso hasta resultan suficientes, sino al problema de la incipiente cultura científica de las facultades de Administración que impiden crear y orientar esfuerzos así como mecanismos hacia la investigación científica, por consiguiente, hacia la producción de la ciencia, tecnología e innovación en el ámbito de la Administración que deben estar plasmadas en las Tesis que son documentos de alto nivel de rigurosidad académica, metodológica y científica que contienen –deben contener- las propuestas de los tesistas sobre ciencia, tecnología e innovación en Administración.

Las facultades de Administración de las universidades de Lima Metropolitana, al igual que las demás facultades no sólo son eminentemente profesionalizantes sino, en cuanto a la ciencia y tecnología, son instituciones -tanto a nivel de pregrado como en postgrado- meramente receptoras, transmisoras o difusoras de la ciencias y tecnologías en Administración foráneas, especialmente provenientes de Estados Unidos; hecho que crea condiciones para la persistencia incólume de lazos de dependencia económica, ideológica y política de países o regiones con mayor desarrollo en cuanto a las investigaciones científicas e imposibilita al Perú configurar una cultura administrativa o gerencial propiamente peruana e impide su inserción soberana a un mundo globalizado y competitivo para formar parte de la sociedad del conocimiento mundial.

En lo concerniente a la formación de investigadores, sea acaso, otra de las falencias más significativas en cuanto a los programas de postgrado en general pero especialmente de Administración debido a que éstos carecen de docentes que son –debe ser- por antonomasia investigadores científicos. No se concibe programas de postgrado –que precisamente forma investigadores- si es que sus docentes no son necesariamente y siempre “seniors” e investigadores de basta experiencia. Los estudios de postgrado en el Perú, entre ellos los de Administración, seguirá mostrando sus debilidades estructurales mientras no haya en sus aulas científicos, filósofos, investigadores, epistemólogos, doctores y catedráticos (de verdad) construyendo conocimientos para producir ciencia, tecnología e innovación en sus condiciones de docentes de postgrado.

En concordancia con las exposiciones anteriores, resulta una imperativa necesidad nacional la reestructuración de los estudios de postgrado en general de las universidades del Perú, especialmente de los de Administración como parte de la reestructuración del sistema universitario. La reestructuración de las universidades peruanas debe partir con la reivindicación de la primigenia naturaleza de ellas expresada en su misión fundamental y prioritaria de producir ciencia, tecnología e innovación a través de la Investigación Científica y sobre esa base formar profesionales de nuevo tipo.

La reestructuración de los programas de postgrado en Administración –maestrías y doctorados- para convertirlos en programas de producción científica y de formación de científicos es, al fin y al cabo, el propósito principal del necesario proceso de reconversión de las facultades de Administración de la universidad peruana.

Teniendo en cuenta de que no todos los que deseen cursar estudios de postgrado en Administración tengan que necesariamente abocarse a la investigación y a la producción científica, se plantea la creación y consolidación de los estudios de Segunda Especialización que sí tiene una orientación hacia el perfeccionamiento profesional, en este caso, de la Administración.

Referencias Bilbiográficas

IV Congreso Iberoamericano de Educación Científica.- Cátedra UNESCO de Educación Científica de América Latina y el Caribe – Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Perú). Lima, (Perú), noviembre 2006. La Investigación de Postgrado en Educación: entre la monofonía o la polifonía. Carlos Astete Barrenechea. Universidad Nacional de Educación “Enrique Guzmán y Valle”-La Cantuta 2006.
La Educación Superior en América Latina: postgrado e investigación. Claudio Rama. Escuela de Postgrado Universidad Nacional de Cajamarca, Perú, agosto 2007. www.slideshare.net/claudiorama/los-postgrados
La medición de la calidad universitaria en el ranking internacional.-Carlos Fosca, Universidad Católica del Perú
El papel de la propiedad intelectual en el desrrollo y la trasnsferencia de tecnología: evidencia y reflexiones para América Latina.- Andrés López. Colombia 2006
Patentes Perú - Semanario San Marcos al Día, Nº 16, abril 2008, Universidad Nacional Mayor de San Marcos.
Plan nacional de ciencia y tecnología e innovación para la competitividad y el desarrollo humano 2006-2021. Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONCYTEC).- Lima, noviembre 2005.

La Producción Científica en el Perú en el 2005 Raul F. Cuevas, Maria Mestanza Zúñiga, Augusto Alcalde Red Mundial de Científicos Peruanos (RMCP).- Documento en Acrobat Reader. La producción científica en el Perú, estudio de los indicadores bibliométricos en el 2004. Raúl F. Cueva, 2006.
Ranking universitario mundial.- Elaborado por la Universidad de Shanghai – China.- Publicación del Rectorado de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.- Lima 2004
Situación actual del uso del sistema de patentes por las universidades.- Ana Maria Capurro, octubre 2007.- Documento en PDF

Vigencia de las universidades públicas del Perú; Propuestas para la reestructuración universitaria.- Nemesio Espinoza Herrera.- Gráfica Konigraf.- Lima–Perú 2005.

Nivel académico administrativo de la Unidad de Post Grado de la Facultad de Educación de la UNMSM.- Dra. Elsa Julia Barrientos Jiménez.-Revista del Inst. de Investigaciones Educativas; Año 9 N.º 15 (2005)

Herramientas de planificación y pensamiento estratégico para la gestión del postgrado y el doctorado.- Sonia Patricia Jiménez y María Alexandra Peralta de la Universidad del Valle Cali, Colombia. Editado por la Asociación Universitaria Iberoamericana de Postgrado, España. Diciembre 2004.

NOTAS: (Este artículo es parte del trabajo entregado al Vicerrectorado de Investigación de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos).
(Foto principal: blogosfera.universia.edu.ve/index.php?itemid=1045)

1 comentario:

Rebeca dijo...

Bajo la filosofía de Open Access Redalyc, tiene como objetivo el contribuir a la actividad científica editorial que se produce en y sobre Iberoamérica, poniendo a disposición de los lectores el contenido de 550 revistas de diferentes áreas del ámbito científico. http://redalyc.uaemex.mx/